AT&T

AT&T Corp.

Dijeron que la empresa sería destruida por el crecimiento de Internet a medida que sus proveedores de contenido sacaran sus propias páginas en la Web.

En 1984, AT&T Corp., el viejo monopolio telefónico de EE.UU., fue dividido en empresas regionales por decisión de un tribunal federal, que de este modo zanjó una demanda diez años antes por el Departamento de Justicia. Aunque en realidad, el enfrentamiento entre AT&T y el gobierno se remontaba a comienzos del siglo, desde que la empresa consolidó su monopolio de servicios de telecomunicaciones a lo largo y ancho del país.

Como es sabido, AT&T surgió de la invención del teléfono por Alexander Graham Bell. Pero la historia de la industria sería muy distinta si, en 1876, Bell se hubiera demorado unas pocas horas para tramitar su patente. En tal caso Elisha Gray, de Western Union, sería conocido hoy como el padre de las telecomunicaciones.

En todo caso, el verdadero arquitecto del éxito de AT&T no fue Bell, sino Theodore Newton Vail, que construyó el Sistema Bell — así se llamaba el monopolio en sus días de gloria — y convirtió una estrategia comercial en una duradera mentalidad empresarial. En el decenio de 1880, Vail absorbió cientos de centrales telefónicas locales para crear el Sistema Bell y derrotó a Western Union al ganar una demanda por violar su patente telefónica. Además, el directivo trabajó incansablemente para estandarizar y mejorar la tecnología telefónica, eliminó el laberinto de equipos y sistemas distintos que las centrales locales habían utilizado y mejoró la comunicación de larga distancia.

Vail estaba preocupado por el hecho de que la patente iba a vencer en 1894 y para entonces, la empresa tenía que estar lista para enfrentar una competencia encarnizada. Pero cuando llegó ese momento, Vail ya había dejado de la empresa para mudarse a Argentina, donde de dedicó a administrar empresas de servicios públicos. Sin él al frente, la flamante American Telephone & Telegraph Co. atravesó varias dificultades: estaba sobreextendida, la calidad del servicio era pobre y las autoridades antimonopolio estaban cada vez más preocupadas por la costumbre que tenía AT&T de comprar aquellas empresas independientes que le interesaban y aplastar a las demás.

AT&T decidió contratar nuevamente a Vail, quien se reinstaló como presidente ejecutivo en 1907 después de que un grupo bancario, dirigido por el legendario magnate J.P. Morgan, tomara control de AT&T. Para 1919, año en que Vail se jubiló, la telefónica había conquistado los mercados de servicios locales y de larga distancia. Siempre obsesionado con derrotar a la competencia, el directivo había transformado Western Electric, el brazo fabricante de AT&T, en un monopolio para el mercado de equipos telefónicos. Vail instauró una cultura empresarial que no sólo estaba enfocada a la estandarización, sino también a la constante investigación e innovación tecnológica. (Bell Labs, la famosa división de investigación y desarrollo de AT&T, fue establecida formalmente en 1924.)

Vail consiguió además hacer las paces con las autoridades federales en 1913 mediante el Compromiso de Kingsbury. A través de este acuerdo, AT&T accedió vender Western Union y sus operaciones telegráficas, además de aceptar algunos límites para sus futuras adquisiciones y permitir las conexiones de las líneas gestionadas por empresas independientes.

Pero los problemas con el gobierno de EE.UU. reaparecerían pronto. En 1949 las autoridades entablaron una nueva demanda en contra de AT&T: se le acusaba de violar las leyes antimonopolio y se le exigía que vendiera Western Electric. La demanda fue abandonada en 1956 a cambio de la promesa por parte de AT&T de no participar en el sector informático. La tregua duraría poco: a finales de los años 60, un cambio en la legislación vigente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) sentó las bases para un exitoso juicio antimonopolio. En 1968, un fallo de la FCC dictaminó que AT&T tenía que permitir que otras compañías se conectaran a su red. Un año después, la FCC estableció que la diminuta Microwave Communications Inc. – que sería conocida después como MCI – tenía derecho a conectar su servicio de radio por microondas al Sistema Bell.

En 1974, tanto MCI como el gobierno federal demandaron a AT&T por violar de nuevo las leyes antimonopolio. Para entonces, la empresa había perdido mucha imagen: los clientes se habían cansado de un servicio altivo y la calidad mediocre de sus productos.Cada vez más compañías presionaron para que los mercados locales y de larga distancia se abrieran a la competencia. Por si fuera poco, y a pesar del hecho de que Bell Labs era todavía el líder indiscutido en investigación y desarrollo – en 1969 inventó el sistema operativo Unix -, la empresa matriz se mostraba indiferente u hostil hacia cualquier tipo de tecnología inventada por otros. La ideología empresarial de Vail se había convertido en una cultura de privilegios para una burocracia conservadora que creía que ninguna persona ajena a AT&T podría inventar cosas útiles.

En 1982, AT&T se rindió. El gigante terminó herido por el gran empeño demostrado por el Departamento de Justicia de EE.UU., la agresiva presión del Congreso y un fallo judicial que otorgó a MCI una indemnización de US$1.800 millones (aunque la cantidad fue reducida a US$113 millones en una revisión posterior del caso). La compañía puso en marcha una escisión de dimensiones gigantescas: 22 telefónicas locales fueron reestructuradas para formar las siete empresas regionales conocidas como las “Baby Bells”. AT&T se quedó con su negocio de larga distancia, su fabricación de aparatos para las telecomunicaciones y su centro de investigación Bell Labs. A cambio, se le dió permiso para volver a competir en el negocio de las computadoras.

La nueva AT&T nació el 1 de enero de 1984 y en poco tiempo se encontraría en apuros. Su servicio de larga distancia se mantenía fuerte, pero el renovado negocio de computadoras resultó todo un desastre, completamente desconectado del ritmo frenético de innovaciones que predominaba en el sector. La venta de equipos para telecomunicaciones también padecía muchos problemas y la compañía mantenía su viejo estilo de marketing, parecido al de un rey que regalaba favores.

La transformación de la cultura empresarial y una AT&T renovada fue emprendida por Robert Allen, quien ya había jugado un papel clave en la reestructuración de la compañía tras su escisión. Contratado en 1988, Allen redujo agresivamente la nómina y los costos, creó nuevos departamentos con mayor autonomía, sustituyó a la vieja guardia por nuevos administradores más ambiciosos, e incluso presionó a Bell Labs para que comercializara más productos.

Allen quería una compañía y una red que unificarían las telecomunicaciones y la informática para forjar una potencia mundial: la maquinaria y tecnología de AT&T serían la fuerza motriz para la operación de redes marca AT&T, que transmitirían llamadas y datos que usarían computadoras y software también de AT&T. Para poner en práctica la visión, Allen trató de adquirir lo que AT&T no podía producir. Así fue cómo, para paliar las dificultades de su división de computadoras, la empresa gastó US$7.500 millones en la compra hostil de la fabricante informática NCR Corp.

A pesar de ser deslumbrante, la visión de Allen nunca funcionó. La adquisición de NCR resultó todo un fracaso. El crecimiento de AT&T fue lento y el estado de ánimo de los empleados se vió gravemente afectado por las contínuas reestructuraciones. En 1995, el directivo dio otro viraje y volvió dividir la empresa. AT&T se quedó con sus operaciones de larga distancia y de telefonía celular (fruto de un acuerdo de US$11.500 millones para adquirir McCaw Cellular Communications Inc.), escindió su división informática y fusionó Bell Labs y su brazo de fabricación para crear otra empresa independiente, Lucent Technologies Inc.

De este modo, AT&T pudo concentrarse en su negocio de larga distancia y organizar los preparativos para regresar al sector de servicios locales y competir con las Baby Bell (telefónicas regionales) que habían sido suyas varios años atrás. En enero de 1998, AT&T gastó US$11.300 millones para adquirir Teleport Communications Group Inc., un pequeño rival perteneciente a la grupo de regionales. Paralelamente a ello, preparó otra estrategia para entrar al mercado de llamadas locales.

En junio de 1998, AT&T anunció un acuerdo de US$48.000 millones para comprar Tele-Communications Inc (TCI), el gigante de servicios de cable. TCI, que tiene una participación de control en AtHome Corp., es además proveedora se servicios de Internet. Desde la compra de AT&T, TCI ha buscado mejorar su red de cable para ofrecer nuevos servicios, desde acceso rápido a Internet hasta comunicaciones telefónicas e innovadoras tecnologías de televisión. La intención de la compra es que la red de TCI se convierta un arma poderosa en la batalla contra las Baby Bell.

La adquisición, si todos los organismos gubernamentales la aprueban, exigirá enormes gastos de infraestructura. Además, AT&T se enfrentará a su propio historial: hasta la fecha ha acumulado varios fracasos en Internet y servicios en línea. El Departamento de Defensa de EE.UU. trató de entregarle ARPANET (el antecesor de Internet) a AT&T a comienzos de los años 70, pero la compañía rechazó la propuesta con altivez. En 1993, se frustró una tentativa de unir fuerzas con Bell Atlantic Corp. para formar un titán de servicios digitales. WorldNet, el proyecto de servicios en línea que AT&T anunció con bombo y platillo, inauguró la era de la tarifa fija para el acceso a Internet, pero no hizo casi nada para mejorar la reputación o las ganancias de la empresa.

A pesar de todo ello, hoy en día AT&T se encuentra muy bien posicionada para lanzar la época — anunciada ya desde hace mucho — de competencia encarnizada en el sector de las telecomunicaciones y para transformar Internet en un verdadero medio masivo de comunicación. Tal éxito resultaría irónico a la luz de todos los errores que AT&T ha cometido. No obstante, sería una ironía placentera, tanto para la empresa como para sus clientes.

En abril de 1999 sorprendió al mundo financiero con una oferta no solicitada de US$54.000 millones por el gigante de televisión por cable Media-One Group Inc., quitándosela de las manos a Comcast Corp., que había acordado comprar la compañía. La decisión dejó a AT&T en una muy buena posición para convertirse en el principal operador de cable de Estados Unidos y le permitió obtener una presencia importante en 18 de los principales 20 mercados del país norteamericano; una posición nada despreciable que ayuda a su plan de utilizar el cable para ofrecer acceso de alta velocidad a la red y servicios telefónicos.

El juego de piezas de AT&T desató una corriente de nerviosismo entre las acciones de las compañías de televisión por cable, a tiempo que una cantidad de compañías alternativas que podría ofrecer algunas de sus reservas para comprar — Microsoft, America Online y MCI WorldCom — presentaron contraofertas para intentar que AT&T no obtuviera demasiado control en el negocio del cable. Pero AT&T se mantuvo sólida, llegó a un acuerdo con Comcast que la sacó del campo de batalla y luego hizo las paces con Microsoft.

Cuando el polvo comenzó a asentarse, se vio aparecer a una nueva AT&T, que en el lapso de un año se había transformado de una referencia en telefonía a una referencia en cable, con un ojo puesto en un futuro — no muy lejano — en el que las dos industrias se conviertan en una sola. A pesar de los errores de AT&T, la compañía se encuentra hoy en día en una muy buena posición para transformar Internet en un verdadero medio masivo de comunicación.

Linux

Introducción

A comienzos de la década del ’90, un hacker finlandés estudiante de la universidad de Helsinki llamado Linus Torvalds, de 21 años de edad, comenzó a trabajar sobre los listados de MINIX, una pequeña versión de UNIX desarrollado por Andy Tenenbaum, para lograr un UNIX mínimo, capaz de correr sólo un shell y un compilador al menos.

Continúa leyendo Linux

Dominios: qué son y para qué se usan?

LOS DOMINIOS

¿Qué es un dominio?
¿Qué ventajas ofrece un dominio?
¿Cuáles son los tipos de dominio?
¿Quién puede registrar un dominio?
¿Cómo proteger su nombre?

LOS SERVICIOS

¿Cuál es el costo del servicio?

LAS NORMAS DE PROCEDIMIENTO

¿Qué requisitos se exigen para registrar un dominio?
¿Existe alguna legislación sobre dominios?
¿Cómo se puede proteger un dominio contra potenciales conflictos de marcas?

ACERCA DEL DOMINIO

¿Qué puede hacer usted con su dominio?
¿Cómo asegurarse de que nadie usa su nombre?
¿Cómo puede usted registrar su-empresa.com?
¿Cómo puede usted encontrar su dominio en buscadores?

Continúa leyendo Dominios: qué son y para qué se usan?

Pearson Educación

Desde su radicación en la Argentina en 1998 PEARSON EDUCACIÓN, la editorial líder en materia educativa, provee en todas las regiones del mundo a estudiantes, profesores y público en general, las herramientas necesarias para facilitar el proceso de enseñanza y aprendizaje: materiales para la enseñanza del inglés, textos para universitarios y profesionales. Para ello, cuenta no solo con los mejores autores, sino también con los más innovadores recursos pedagógicos y los últimos avances en tecnología educativa.

Pearson Educación es parte de Pearson PLC, una compañía internacional de medios que lidera grandes negocios en el campo de la educación, de la información estratégica de negocios, de programas para la televisión de gran exito internacional y de publicaciones para el gran consumo. http://www.pearson.com/

“Quienes formamos Pearson Educación nos enorgullecemos de trabajar por un objetivo común: mantener los máximos estándares de calidad del material pedagógico, que garanticen el enriquecimiento de nuestros clientes”

Historias tecnológicas

Historia de Yahoo

(Cómo dos graduados de Stanford convirtieron un hobbie en un negocio que llega a millones de personas diariamente).
En el Principio

Jerry Yang y David Filo eran candidatos a doctorados en Ingeniería de la Universidad de Stanford en 1994 cuando comenzaron a explorar el Internet como una diversion para terminar sus tesis doctorales.  Ellos crearon “David and Jerry’s Guide to the World Wide Web” (La guía a los sitios mundiales del Web de David y Jerry) un mapa para encontrar sitios de contenido interesante, divertido y útil en el Internet.   A medida de que se corrió la voz, más y más personas visitaron este sitio para encontrar sitios en la Red. El hobbie de David y Jerry tomó vida propia.  Eventualmente los dos decidieron que necesitaban un nombre para su proyecto y decidieron llamarlo “yahoo”, lo que significa en inglés “una persona ruda y sin refinamiento”- algo que pensaron era la perfecta descripción de sus vidas como candidatos a doctorado.  Despues de escojer “yahoo”, Yang y Filo decidieron añadir el signo de exclamación.   Para el verano de 1994 Yahoo! tenía  suficientes usuarios para ocupar las computadoras de Jerry y David en el campus de Stanford, al igual que 20 horas al día de sus vidas.

Mientras que el tráfico creció, Yahoo! empezó a atraer la atención de los medios de comunicación, de inversores potenciales y socios como Microsoft, AOL, y Prodigy.  Finalmente, Yang y Filo, se ausentaron de Stanford y aceptaron la oferta de $1 millón en capital de inversión de Michael Moritz de Sequioia.  Moritz le hizo la oferta a los Yahoos de $1 millón y les dio 24 horas para tomar una decisión.  Después de mucha consideración, David y Jerry habian dejado expirar la oferta, de todas maneras consiguieron el dinero de Moritz.  Yahoo! fue incorporado en 1995 y el hobby de dos estudiantes de convirtió en un negocio.  En mayo del mismo año, los Yahoos se mudaron del campus de Stanford donde Yahoo! fue creado, a una oficina en Silicon Valley.

Luego, Yang y Filo se nombraron Jefes Yahoos de su nuevo negocio, pero sabián que necesitarían gerentes con experiencia para ayudarlos a crecer y desarrollar Yahoo! en una compañía exitosa.  Los Jefes Yahoos, comenzaron a buscar y nombraron a Tim Koogle, Presidente y CEO- ellos apreciaron su experiencia y su risgoso perfil al igual que su aficción por los autos (Koogle en su tiempo libre trabaja en autos de carrera).  De ahí, los Yahoos continuaron empleando personas con experiencia, incluyendo a un Jefe de Financias y un Jefe de Operaciones al igual que personal de producción, técnicos, ventas y mercadeo para que creciera la compañía y el sitio de Yahoo! en la Red.  Durante el verano de 1995, Yahoo! implementó su plan de negocios, modelando las tradicionales compañias de medios y aceptando sus primeros cinco anunciantes.  La compañía se hizo pública en abril de 1996 y actualmente se cotiza en NASDAQ bajo el simbolo YHOO.
Yahoo! Hoy

Desde sus comienzos en 1994, Yahoo! se ha convertido en la guía de Red más popular del mundo.  Hoy, Yahoo! es el único sitio en la Red que tiene que visitar un usuario para encontrar y conectarse a algo u alguien.  El tráfico de Yahoo! ha crecido de manera fenomenal, 95 milones de páginas vistas por día (marzo 1998) y promedia más de 30 millones de usuarios en los Estados Unidos.  El directorio  de Yahoo! continúa siendo una colección de sitios Web categorizados individualmente por Navegantes de Yahoo!- personas, no máquinas- para proveer a los usuarios los resultados mas intuitivos.  .

Yahoo! tambien ofrece programación y servicios por demografía (niños y adultos), por áreas de interes (deportes, finanzas, viajes), al igual que una herramienta de communicaciones completa (chat, e-mail, clasificados y mensajes) para ayudar a los usuarios a comunicarse entre si alrededor del mundo.  En adición, Yahoo! ha expandido globalmente con 13 Sitios Mundiales de  Yahoo!, los que incluyen el Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia, Noruega, Dinamarca, Italia, Korea, Singapur, Japon, Australia/Nueva Zelanda, Canada, China y Yahoo! en español.

Desde su orígen Yahoo! ha visto al Internet como un medio, que provee a los usuarios  programación e información para educar y entretener y ofrece servicios para permitir que los usuarios se comuniquen alrededor del mundo.  La compañía ha reportado ganancias por los pasados seis trimestres, excluyendo gasto  de adquisiciones.  Para el primer trimestre el cual terminó el 31 de marzo de 1998, Yahoo! reportó ganacias de $30,206.000, un aumento de 200% con el mismo periodo del año anterior.  La compañía obtiene la mayoria de sus ganancias por publicidad, lo que permite a los usuarios utilizar Yahoo! totalmente gratis.  Yahoo! tiene la mayor audiencia en la Red y se ha convertido en una poderosa plataforma de distribución para proveedores de contenido, comerciantes en línea y publicistas que buscan un público.

Acerca de Yahoo!

Yahoo! Inc. (NASDAQ:YHOO) es una compañía global de medios de Internet que ofrece una red global bajo una sola marca a más de 166 millones de usuarios en todo el mundo para servicios de medios, comercio y comunicación. Yahoo! es el único lugar donde los consumidores pueden conseguir todo lo que desean, conectarse con otras personas o comprar cualquier cosa que necesiten. Yahoo! (http://www.yahoo.com) fue la primera guía de navegación en línea que se creó para la web, y es la principal en cuanto a tráfico, publicidad y alcance a usuarios domésticos y comerciales. Constituye una de las marcas de más renombre relacionada con Internet. La compañía también proporciona servicios comerciales en línea para mejorar los servicios web ofrecidos a los clientes de Yahoo!, como flujo continuo de audio y vídeo, hospedaje y manejo de comercio electrónico y herramientas, y servicios de sitios web. La red global de la compañía incluye 24 propiedades en el mundo. Yahoo! tiene oficinas en Europa, Asia, Latinoamérica, Canadá y Estados Unidos, y su sede está en Santa Clara, California.

Historia de Linux

Todo comienza en 1991 en la mente de un estudiante de la Universidad de Helsinki en Finlandia, Linus Benedicts Torvalds quien trabajaba en un proyecto sobre una versión de Minix escrita por Andy Tanenbaum, su objetivo era un sistema capaz de correr en computadoras con procesadores Intel X86. Este sistema(Linux, claro) estaba escrito en Assembler, pero ante la necesidad de crear algunos drivers, comenzó a utilizar C lo que aceleró los tiempos de desarrollo.

Para agosto de 1991 Linux podía montar disquetes y hasta tenía un sistema de archivos, pero para compilarlo todavía necesitaba al Minix por lo que la versión 0.01 no fue oficialmente anunciada.

El 5 de octubre de 1991 Linus anunciaba su creación en una lista de noticias(comp.os.minix) de este modo:
“Si suspiras al recordar aquellos días, cuando los hombres eran hombres y escribían sus propios drivers. ¿Te sientes sin ningún proyecto interesante y te gustaría tener un verdadero Sistema Operativo que pudieras modificar a placer? ¿Te resulta frustrante contar únicamente con Minix? Entonces este artículo es para vos. Como dije hace un mes, estoy trabajando en una versión gratuita de algo así como Minix para computadoras AT 386. He alcanzado la etapa en la que puede ser utilizable y voy a poner los fuentes para su distribución”
En este momento Linux contaba con un shell de comandos(el bash) y el compilador GCC para C.

Tras liberar la primera versión oficial el Linux fue “adoptado” por los gurúes de Unix y hackers que ofrecían consejos, aportes y sumarse al equipo de programadores, por esto y porque se distribuye con sus fuentes se dice que el Linux es el favorito de los hackers. Hoy con el correr de los años el proyecto de un estudiante finlandés revoluciona el mundo de la informática y hace temblar a las grandes empresas que desarrollan sistemas operativos.

Desde el principio el proyecto Linux adhiere a la licencia GNU(Gnu is Not Unix) o GPL por lo que todo el sistema operativo es de libre distribución, con sus correspondientes fuentes, lo que permite a miles de programadores a través de Internet modificar, crear y corregir el código.

Con el impacto que produjo Linux, la Universidad de Helsinki desafecto a Linus de sus estudios y lo apoyó en su emprendimiento.

Hoy, Linux es un grande de los sistemas operativos y posee utilidades clónicas a las de Unix, compiladores, juegos, aplicaciones, una interfaz gráfica con ventanas y el inesperado apoyo de empresas como IBM, Netscape, Corel, Oracle, Intel, Sun Microsystems, Sybase, etc. que desarrollan programas para Linux con el fin de combatir al monopólico Microsoft o bien ganar un nuevo mercado.

Historia de la @

Según una noticia aparecida el mes pasado en el diario Italiano La Repubblica, la “Arroba”, utilizada en Internet sería de origen italiano y los primeros en usarla fueron los mercaderes venecianos del siglo XVl, para representar la abreviación de una unidad de peso y capacidad, llamada ANFORA.

El descubrimiento fue hecho por un profesor de la Universidad La Sapienza de Roma, durante un trabajo de investigación para el instituto Treccani que publica una muy prestigiosa enciclopedia italiana.                                                                                                                                       La @ a principios del siglo XX era conocida como la “A comercial” y precisamente en esa época comenzaba a figurar en los teclados de las máquinas de escribir. Este símbolo figuraba en el teclado de la computadora del ingeniero estadounidense Ray Tomlinson, que la utilizó para separar su nombre de la dirección del primer correo electrónico inventado por el mismo. Su elección recayó en la @, porque necesitaba un caracter del teclado que tuviera únicamente esa función, y por lo tanto era mejor elegir uno poco utilizado, esta explicación no convence el profesor Stabile, quien sostiene que en el mundo de los símbolos nada sucede por casualidad. Quizás Tomlinson cuando eligió la @ dando el puntapié inicial del mundo online, ya tenía en el subconsciente la antigua ánfora italiana.

El diario italiano publicó la fotografía de la @, descubierta por el Prof. Stabile en un documento del 1536 y después en otros escritos mercantiles venecianos. Los internautas italianos se emocionaron al ver esa pequeña y perfecta “a” con su cola larga haciendo un medio circulo, escrita con una tinta color rojo oscuro, junto a los números en negro y que los italianos llaman (justamente por su forma) “CHIOCCIOLA”, es decir caracol. Con este descubrimiento el símbolo por excelencia de la comunicación virtual, la esencia misma de Internet, tendría entonces cinco siglos de vida.

Interfaz Gráfica

Bruce Tognazzini fue el diseñador de la interfaz gráfica del Mac tal como la conocemos. Ahora trabaja para Nielsen / Norman, la consultora con más prestigio en el tema, del mundo.

Allá por 1984, el era el empleado número 66 de Apple, y diseñó las normas para la relación del ordenador con su usuario que se han convertido en omnipresentes.

Las cosas no se han movido de verdad desde 1984: seguimos comunicándonos con el ordenador a través de clics de ratón. Y eso no basta: véase los cientos de iconos de Office o Photoshop o cualquier aplicación seria, todos necesarios. Por no hablar de algunos interfaces web.

La solución pasa por tener más “palabras” en el vocabulario, por ejemplo mediante un interface “gestual” que distinga distintos modos de tocar una pantalla.

Apple podría avanzar por el camino de una mejor interacción con el usuario, pero no parece que le interese: tiene los derechos de un método de agrupación de documentos llamado “pilas”, desarrollado hace ya diez años y muy interesante (sustituyen a las carpetas, dan más información sobre sus contenidos y se utilizan mejor), y no lo usa.

No le gusta Mac OS X. Claro que lleva una temporada derrotista, y hasta se ha comprado un Dell para hacer compañía a cuatro Macs… Le echa la culpa a los precios inflados del software para Mac, derivados del tamaño del mercado.

Historia de los Virus

Los virus informáticos, a través de los virus de arranque, se infiltraron por primera vez en las computadoras, allá por el año 1986.  En aquellos tiempos sólo despertaban curiosidad.  Las rutinas adicionales al comportamiento de virus eran relativamente inofensivas.  Por ejemplo, algunas de estas rutinas mostraban caracteres especiales que se desplazaban por la pantalla, reiniciaban el sistema, imprimían mensajes especiales, etc.  Por supuesto que a medida que estos virus ganaban popularidad, las compañías comenzaron a notar como afectaba la productividad de sus sistemas.  Este tipo de virus se reproducía exclusivamente mediante el tráfico de diskettes infectados, por lo que su proceso de propagación era efectivo pero lento.  Algunos de estos virus, como el Michelangelo, Stoned, etc han provocado importantes incidentes de virus a fines de la década del ´80 y encontraron su máximo nivel de infección a principios de la década del ´90.  Por supuesto que algunos de estos virus, junto con el conocido virus argentino Diablo, todavía están causando infecciones.

La utilización de redes para compartir información entre computadoras junto con otros aspectos, provocaron el surgimiento de un nuevo tipo de virus, los virus de archivo ejecutable.  Estos virus tienen la particularidad de poder replicarse de archivo en archivo, luego de la ejecución de alguno infectado.  Estos virus alcanzaron notoriedad a comienzos de la década del 90 y rápidamente se perfeccionaron incluyendo técnicas especiales de programación que los tornaron aún más difíciles de erradicar.  Virus multipartitos o mixtos que infectan tanto archivos ejecutables como sectores de arranque surgieron para complicar la situación. Dentro de este tipo de virus podemos citar a virus como el Predator y Natas.

Actualmente los virus han sufrido una importante evolución con la cual pudieron adaptarse casi perfectamente a los sistemas actuales.  Es decir, el tráfico de diskettes que fue el medio de transporte ideal para los virus de arranque dejaba su lugar a los modernos sistemas de E-mail y Groupware.  A esta importante tecnología de comunicación se le debe sumar el crecimiento de Internet.  Este ambiente, y en especial el correo electrónico, se transformó en el medio de transporte ideal para la transmisión de archivos infectados adjuntos a los mensajes.  Entonces surgen los virus macro, capaces de reproducirse a través de documentos y planillas de usuario.  Este tipo de virus se convirtió rápidamente en la amenaza de virus más importantes, siendo responsables de más del 80% del total de las infecciones de virus, según estudios realizados por importantes organizaciones como la ICSA (International Computer Security Association).  Los primeros virus de arranque todavía existen, pero el uso del correo electrónico volvió obsoleto al sistema de intercambio de información a través de diskettes.

La historia de Microsoft

Todo comenzó en 1975, en Harvard, cuando Bill Gates y Paul Allen programaban un lenguaje de programación (BASIC) para el primer micro ordenador: el Altair.  Fue entonces cuando decidieron abandonar los estudios y crear su propia empresa: Microsoft.  La leyenda creada a posteriori dice que Bill Gates soñaba entonces con que cada hogar tuviera su ordenador utilizando los programas de Microsoft.  A finales de los años 70 el mercado de los microordenadores arrancó gracias a Apple y su Apple II.  IBM, que dominaba el mercado de grandes ordenadores, decidió crear el PC, pero carecía de sistema operativo para gestionarlo, así que decidió encargarlo a Digital Research en 1980.  Pero Digital rechazó la oferta.  Sobre este hecho existe bastante controversia, y se habla de que Gates movio sus fichas cuando el contacto de IBM en Digital se marchó de vacaciones o bien que la madre de Gates fue la que movió también algunas fichas en el gigante azul.  En cualquier caso, es parte de la anécdota y parte de la leyenda.

El caso es que IBM se fijó entonces en aquella pequeña empresa conocida por su BASIC: Microsoft.  La firma de Gates no tenía, en ese momento, sistema operativo, pero sencillamente compró uno por unos miles de dólares -el QDOS- , lo mejoró ligeramente en escasas fechas y lo presentó a IBM: era la primera versión del MS-DOS.  Cabe remarcar que el que fue trampolín de Microsoft ni siquiera fue creado por Microsoft.  Gates hizo otra jugada maestra al negarse en redondo a proporcionar el código fuente de su sistema operativo a IBM.  Entre 1981 y 1983 Microsoft intentó convencer a los fabricantes de compatibles del PC de hacer uso igualmente de su sistema operativo, con éxito.  En 1985, MS-DOS domina el mercado de los compatibles, haciendo ya imposible que IBM se libre de Microsoft.

Gracias a su posición ventajosa, Microsoft se beneficiará de una renta durante más de diez años, ya que cada vez que un fabricante vende un PC equipado con MS-DOS (y más tarde de Windows) la empresa recibe dinero.  Únicamente un obstáculo se interpone en su camino: Digital Research desea una parte del pastel de los sistemas y crea el DR-DOS.  El sistema es totalmente compatible con el MS-DOS pero aporta mayores características y potencia.  La estrategia de Microsoft fue sencilla: cada vez que aparecía una versión del DR, Microsoft incluía las innovaciones de su competidor en el MS y lo ofrecía a mejor precio.

De esta forma, cuando DR-DOS 5.0 aparece en abril de 1990 se trata de un sistema bastante mejor que el MS-DOS.  Microsoft anuncia entonces que el MS-DOS aportará las mismas características, y consigue que las ventas del DR se estanquen ya que los usuarios prefieren esperar a la nueva versión de Microsoft que aparece… ¡un año después!  Este tipo de programa, que se anuncia pero que tarda mucho tiempo en aparecer se llama popularmente “vaporware” (o programa vapor) y ha sido utilizado en numerosas ocasiones por Microsoft para deshacerse de la concurrencia.  El ejemplo más reciente es la utilización del Windows NT 2000 durante más de dos años como arma arrojadiza contra Linux u otros sistemas.

Bill Gates propuso también a los fabricantes que pagasen mucho menos por su sistema si se comprometían a pagar a Microsoft por el numero de PCs vendidos, lleven el sistema MS o no.  Consecuencia: ¿porqué un fabricante iba a instalar DR-DOS con su PC si este representa un costa suplementario?  Según publicó Business Week, un fabricante informó a Microsoft de su intención de instalar el DR-DOS en el 10% de los ordenadores y el MS en el 90% restante.  El fabricante cambió de opinión cuando Microsoft le amenazó con doblar el precio de su sistema. Gracias a sus métodos más o menos legales, Microsoft consigue imponer su sistema…

En 1983, mientras Apple presenta su Macintosh basado en el inferfaz WIMP (Windows, Icon, Mouse, Pull-down menus: ventanas, iconos, raton y menus desplegables) Microsof anuncia Windows con dos años de adelanto, paralizando de esta forma a todos los que tuvieran la idea de lanzar un producto equivalente.  Y Gates sueña con imponer su interfaz gráfico: “a finales del 84 Windows estará en el 80% de todos los ordenadores”.  Cuando la primera versión de Windows aparece en 1985 sufre un monumental fracaso, como el resto de interfaces gráficos de la época.  Microsoft tuvo el mismo resultado en 1987 con Windows 2.0.  Algunos directivos de la empresa optan por abandonar el producto pero Gates insiste, y con Windows 3.0 y su posterior secuela 3.1 encuentra por fin el éxito.

Microsoft aprovecha para convertirse en el lider de programas informáticos.  Cuando aparece el Windows 2.0 los dos grandes programas de la informática son Lotus 1-2-3 y Word Perfect 5.1, hoja de cálculo y procesador de texto respectivamente, cuyas empresas no tienen fe alguna en el proyecto Windows.  Microsoft aprovecha para lanzar los productos Word y Excel para Windows sin tener competencia alguna.  La ventaja para Microsoft consiste en que es más fácil programar aplicaciones para su propio sistema que para un sistema ajeno, lo que permite que Word y Excel funcionen mejor que la competencia, entre otras cosas porque los equipos de Microsoft disponen inmediatamente de la información necesaria y porque pueden utilizar las funcionalidades de Windows (API) ocultas.

Aunque Microsoft lo desmienta, lo cierto es que numerosos creadores de programas denuncian que Microsoft utiliza funciones “no documentadas” de Windows para sacar mayor partido de sus propias aplicaciones.  En el libro “Undocumented Windows”, Andrew Shulman, experto en programación, prueba la existencia de dichas funciones, y Microsoft se rinde a la evidencia y lo reconoce.

Si Windows 95 apareció con retraso, fue en parte debido a la puesta en marcha de Microsoft Network.  Desde 1993, Microsoft había desarrollado su propia red informática mundial a imagen y semejanza de AOL o Compuserve.  No obstante, la compañía de Gates estaba tan ocupada en su proyecto que no se dio cuenta del advenimiento de la red de redes: Internet.

Hasta mayo de 1995 Microsoft no tomó interés alguno en Internet.  El problema era que una joven empresa llamada Netsape Communications ya se había adelantado al gigante: su programa de navegación, el Navigator, ocupaba ya el 70% del mercado de navegadores.  Además, el Navigator funcionaba tanto con Windows como con Macintosh y Unix, algo que amenazaba el futuro desarrollo de Microsoft e incluso de Windows en el mercado de Internet.

Microsoft propuso entonces un acuerdo a Netscape, que consistía básicamente en compartir el mercado de los navegadores.  Por un lado, Microsoft sería el único en desarrollar software para Windows, y por otro Netscape lo haría a los otros sistemas.  Obviamente, Netscape se negó a este acuerdo.

A finales de 1995, Microsoft presentó su Internet Explorer.  La novedad: Internet Explorer era grauito, e incluso se encuentra integrado en las siguientes versiones de Windows 95.  No obstante, se trata de un producto aún no demasiado potente, que se sitúa muy por detrás del Netscape Navigator.

En 1996, Bill Gates decide dedicar mil millones de dólares a investigación y desarrollo de productos de Internet.  Esta suma puede ser comparada con los 2800 millones dedicados en los veinte años anteriores para investigación por la empresa.  Microsoft se vuelca con Internet desde ese momento, e Internet Explorer 3 consigue alcanzar a Netscape Navigator en prestaciones, y además inicia una agresiva campaña para regalar su programa allá donde sea posible: Internet, cd-roms de revistas, dentro de la suite Office 97 y en otro tipo de paquetes de software.

Como imponer un navegador gracias a un sistema operativo

No obstante, el mejor medio para imponer un navegador sigue siendo Windows.  Microsoft detenta hoy el 90% del mercado de sistemas operativos.  Desde agosto de 1996, la versión de Windows que proporciona Microsoft a los fabricantes de ordenadores integra de forma automática Internet Explorer 3. Y los fabricantes que desean desinstalar el software para reemplazarlo por su competidor son amenazados por Microsoft: se arriesgan, nada menos, que a perder la licencia de Windows, algo que puede suponer un duro golpe a un fabricante.

No obstante, en 1995 Microsoft había firmado un acuerdo con el Departamento de Justicia americano en el que se comprometía a no forzar a los fabricantes a vender Windows con otro software desarrollado por Microsoft para ese sistema.  Por tanto, en virtud de las leyes antimonopolio la justicia americana pide a Microsoft a final del año  que no imponga su navegador a los fabricantes.  Pero para Microsoft el navegador ya supone una parte imprescindible del sistema.  No obstante, Microsoft ofrece tres opciones a los fabricantes a la hora de preinstalar su sistema, dos de ellas sin Internet Explorer…  Sin embargo, esta oferta no llega a materializarse.  El proceso judicial sobre la integración de Internet Explorer en Windows 95 fue ganado por Microsoft, aunque más tarde comenzó el segundo proceso judicial, hoy en curso, sobre las prácticas monopolísticas de la empresa, y que de momento Microsoft pierde tras la declaración de hechos probados del juez Jackson.

Lo que ha ocurrido desde mediados de 1998 ya es de dominio público, y hoy Microsoft se enfrenta a un importante desafío judicial que aún no sabemos como terminará.  Lo cierto es que, aunque se discuta sobre las práticas habituales de Microsoft, el navegador de esta empresa ya ha conseguido rebasar notoriamente al Netscape Navigator, y ha conseguido prácticamente imponer su programa como un estándar.  Microsoft sigue burlándose de la justicia. (fuente: Noticias en la red.)
Historia de la tipografía

«la tipografía es el arte de producir mecánicamente letras, números, símbolos, y formas con la ayuda del conocimiento de los elementos, los principios y los atributos esenciales del diseño». La tipografía tiene que ser, necesariamente, algo más que un vehículo para la transmisión de contenidos. Como veremos más adelante, el hombre occidental no sólo creó un alfabeto para reproducir los sonidos. Los distintos escribas, copistas, calígrafos, tipógrafos, fundidores, editores, impresores y diseñadores, «imprimieron» (y nunca mejor dicho) su sello característico.

Esta singularidad buscada en el modo de transcribir los textos, ha abierto un terreno a la creación (a medio camino entre el arte y el oficio) dentro del soporte fundamental de la cultura a lo largo de los últimos 48 siglos.

    EL ALFABETO Y SUS ANTECEDENTES

La palabra «alfabeto» deriva etimológicamente de la primera y segunda letras del alfabeto griego, «alfa» y «beta». Esto en sí mismo puede indicar cuál es el origen de los modernos alfabetos.
Las formas escritas del lenguaje evolucionaron progresivamente durante siglos, de pinturas a símbolos, hasta llegar a un complejo sistema en el que los signos abstratos representan sonidos articulados. El primer pictograma del que tenemos constancia data del año 3.500 a.C. y es una tablilla en pieza caliza de la ciudad de Kish. Más adelante los sumerios desarrollaron ideogramas (símbolos que representan ideas asociadas menos concretas) en un número cercano a los 2.000. Comenzaron no sólo a asociar representación e idea, sino a equiparar el mismo símbolo a sonidos iguales.

Tras estos pequeños balbuceos, nace la esencia de un alfabeto: la escritura cuneiforme del año 2.800 a.C. Como se verá más adelante, la historia de la tipografía comienza en el mismo momento en que se desarrolló el primer alfabeto; y la suya es la historia de las herramientas (cincel, papiro, tablillas enceradas, piel, madera, vitela, pergamino, papel, pelicula…).

    LOS PRIMEROS ALFABETOS

En Egipto, en 1.500 a.C., se había establecido un alfabeto de 24 símbolos consonantes. Los fenicios, 1.000 años antes de Cristo, a través de las tribus semitas del norte, transmitieron este primer alfabeto, y lo adoptaron gradualmente hasta sentar las bases de los alfabetos empleados actualmente en Occidente. Esto ocurría 850 años antes de Cristo, y ya se utilizaban como soportes pieles y tablillas enceradas.

En el siglo I los romanos ya manejaban un alfabeto idéntico al actual, a falta de la J, la W y la V. También aplicaban diferentes tipos de escritura. Se desarrollaban ya las variantes y estilos tipográficos fundamentales. El Imperio Romano fue decisivo en el desarrollo del alfabeto occidental, por crear un alfabeto formal realmente avanzado, y por dar la adecuada difusión a este alfabeto por toda Europa conquistada.

Los estilos fundamentales que registraba la sociedad romana eran: Quadrata, Rústica y Cursiva. Quadrata eran las mayúsculas cuadradas romanas, originalmente cinceladas en piedra. Rústica, las versiones menos formales y más rápidas en su ejecución. Cursiva se denominaba a varias modalidades de inclinación de las mayúsculas.

De entre las grandes aportaciones de los romanos a la tipografía, una destaca especialmente: el establecimiento de un canon de escritura muy perfilado, la columna Trajana (Roma, 114 d.C.). Los caracteres muestran un pequeño pie para compensar el ensanchamiento óptico de la parte central de los rasgos verticales y establecer una base imaginaria de línea.

cuadro_tipografias

 

Reproducción de la columna Trajana.

En paralelo a estos avances, partiendo del modelo fenicio, se fraguaban a su vez, alrededor del siglo II, los alfabetos hebreo moderno y árabe.

    LA LETRA GOTICA

En el siglo X, en el monasterio de St. Gall, Suiza, se experimentaba con un nuevo tipo de letra comprimida y angulosa. Era más rápida de escribir y aprovechaba mejor el papel. Estos factores eran de gran ayuda en un momento que la demanda de escritos se habia incrementado notablemente. En los siglos posteriores, la copia de libros aumentó todavía más.

Hacia el año 1.100 d.C. entra en Europa, a tavés de Sicilia y los musulmanes establecidos en España, un invento ya viejo en Oriente: el papel. Lentamente el secreto de la fabricación de papel fue corriendo por Europa, si bien su fabricación y uso no estuvo bien asentada hasta principios del siglo XV.

En los paises nórdicos se desarrollo una variante de letra llamada Textura. Era una letra gótica muy estrecha y muy negra. La letra gótica se difundió, aunque con desigual acogida, por toda Europa. En Italia se ideó una variante de la gótica más redondeada pero igual de condensada: la Littera Moderna (o Rotunda), que fue muy utilizada durante todo el Renacimiento. Al tiempo, en la misma Italia, hacia 1.400, Poggio Bacciolini recuperó la tradición carolingia para crear una alternativa a la Litteraa Moderna: las Littera Antiqua.

El ambiente iba propiciando, cada vez más, la profundización en las técnicas manuales de escritura. Así, previo a la invención del huecograbado en 1.446, Niccolo Niccoli desarrolla su Minúscula de Niccoli, precursora de la escritura itálica moderna y elaborada a partir de la cursiva gótica informal.

    LA IMPRENTA

En 1.450 Gutenberg inventa a la vez los caracteres móviles y la prensa, creando la imprenta en Europa. El primer texto occidental sale en 1.456 de la imprenta de Johann Gutenberg: «la Biblia de 42 líneas» de Mazarino. Su formula a base de plomo, estaño y otros metales, no sufrió modificaciones hasta el siglo XIX.

Tras la invención de la imprenta se suceden las impresiones de diversas publicaciones y libros. En 1.609 nace en Estrasburgo la primera revista semanal y en 1.622 en Alemania, el primer periódico.

    GRANDES TIPOGRAFOS DEL SIGLO XVI

Tras la invención de la imprenta, el deseo de singularizar las obras que los editores imprimen en sus talleres, hace que estos editores impulsen el diseño de tipos nuevos.

En 1.47o el francés Nicolas Jenson graba el primer tipo en estilo romano inspirándose en las Quadratas romanas.

En 1.495 Francesco Griffo diseña el tipo conocido como Bembo, muy apreciado como letra de libros.
En 1.501 Francesco de Bolonia diseña para el veneciano Aldo Manucio el primer tipo mecánico cursivo.

La marca de impresor de Aldo Manucio

En 1.545, el impresor francés Claude Garamond crea una fundición y comienza a fundir un tipo más informal que la letra romana trajana, basado en el trazo de la pluma de ave. Se puede hablar de Garamond como el primer tipo romano antiguo.

En Francia, durante este siglo XVI y hasta el XVIII, se cimenta una tradición tipográfica muy fuerte y también una tradición caligrafica muy marcada. La evolución de la letra de mano francesa dl siglo XVI se baso, en un principio, en la escritura gótica francesa de mano. Este estilo, que vino a llamarse Civilité, lo desarrollo Robert Granjon hacia 1.550. Pero la idiosincarasia del pueblo francés congeniaba más con las caligrafías latinas que con las góticas. Así, basandose en la escritura italiana de mano, se desarrollaron tres estilos: Ronde, Batarde Coulée y Batarde Ordinaire, todos ellos más afines al gusto francés.

GRANDES TIPOGRAFOS DEL SIGLO XVIII

Al empezar el siglo, se diseño, ordenando por Luis XIV, la Romana Real, primer carácter moderno. Este es el presagio de un siglo marcado por el mecenazgo y por el apoyo de los gobernantes e intituciones a la edición y a la composición cuidada.

Se asistía al trabajo de los últimos artesanos anteriores a las grandes innovaciones industriales del siglo XIX, que casi terminan con los procedimientos artesanales del libro. Estos últimos artesanos fueron: Fournier, Didot, Caslon, Baskerville y Bodoni.

La aportación del francés Pierre Simon Fournier fue el proponer una unidad de medida estandar a la que llamo «punto». Las innovaciones de Fournier se divulgaron a través de su Manuel Tipográfico, donde introduce el sistema de puntos.

Firmin Didot, otro francés, desarrolló las innovaciones hechas por Fournier, de cara a unificar Europa mediante un patrón único de medida. Ni Gran Bretaña ni EE.UU. adoptaron el sistema, pero si basaron el suyo en él.

William Caslon, propietario de una fundición tipográfica en Londres, creó hacia 1.720 un estilo de letra genuinamente inglés, que podría definirse como romano antiguo. Este primer tipo creado por Caslon era muy peculiar, pues sus letras vistas aisladamente no parecen que puedan armonizar cuando se componga el texto.

El caso de John Baskerville fue el de un hombre que, no contento con desarrollar un tipo que le inmortalizara, se preocupó de mejorar herramientas, tintas y soportes. El tipo Baskerville es un diseño de transición, evolución de los tipos antiguos a los modernos, procurando aunar la legibilidad de los primeros y la limpieza de los segundos.

Gianbattista Bodoni reinterpretó el estilo moderno de Didot y en 1.787 presentó su propia versión de letra romana moderna.

Bodoni, como Baskerville, era enemigo de la profusión de orlas y ornamentación que distrajera la atención del texto limpio y puro. Bodoni pretendió erigirse en una especie de paladín del buen gusto, entendiendo esto como simetría, clasicismo y sobriedad. Editó tres manuales tipográficos que son el testimonio más extenso de la obra bododiana y el reflejo de toda una generación de artesanos. La belleza de los textos, para Bodoni, reside en la letra. Esta Belleza se asienta en cuatro virtudes fundamentales: Regularidad, Limpieza, Buen Gusto y Gracia. Regularidad en cuanto que todas las letras deben estar regidas por una especie de norma que genere conformidad sin ambigüedad, variedad sin disonancia. La Limpieza se basa en la atención puesta a la hora de fundir las letras y el control atento del proceso de impresión. El Buen Gusto es aquel que sabe combinar estilos y formas variadas. Y, por último, la Gracia, virtud que se advierte en la desenvoltura del trazo, que ha de parecer espontáneo sin serlo.

PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

Tras un siglo XIX lleno de avances en la industria, pero no muy destacable por sus logros en el diseño tipográfico, se inicia en el siglo XX un periodo creativo muy brillante, con al ayuda de los medios de producción, que son receptivos a las aportaciones creativas en el campo del estilo.

El momento es especialmente propicio en el aspecto técnico. Ya se utiliza el papel a base de madera, las rotativas y también el huecograbado. La máquina de componer Lynotipe se patenta en 1.885, y su propio creador, el americano Mergenthales la perfecciona en 1.887. La monotipia nace del americano Lamston. En 1.904, el neoyorquino Ira Ruber inventa la prensa litográfica Offset, sistema de impresión que revolucionará 50 años más tarde el mundo de las artes gráficas. El desarrollo del mundo editorial en general, y el de la prensa periodica en particular, prepara un terreno abonado para los diseñadores de tipos eficaces, legibles y bellos. Una serie de nombres propios se disputan la gloria del diseño de la mejor letra: Morris F. Benton, Frederic W. Goudy, Stanley Morrison, Eric Gill, Ed Benguiat, W.A. Dwiggins, Paul Renner, Imre Reiner, A.M. Cassandre, Lucien Bernhard y Oswald Cooper.

Especialmente significativos eran no sólo el diseño de nuevos tipos, sino también los nuevos criterios al componer la página. Los criterios de composición a principios de siglo van unidos al desarrollo de las vanguardias y de los «ismos». Se traspasaron formas y soluciones propias de la plástica del momento a la composición de textos. Ejemplos especialmente significativos son los carteles Art Nouveau de finales del siglo XIX, con letras ornamentales, gestuales y que destilan el estilo característico de la época. Este grupo de letras que se compromete con un estilo artístico, que al usarse nos remite al contexto en que inspiraron, en adelante las denominaremos «letras de época».

A lo largo de este primer tercio de siglo se fraguaron multitud de estilos de época hoy olvidados, Sin embargo, otros muchos estilos aguantaron el paso del tiempo y soportaron con pocas variantes el paso de ser tipos de metal a caracteres en fotocomposición y a ser fuentes en autoedición.

Entre los tipos especialmente significativos y que abrieron brecha, creando nuevas familias, al aportar nuevas soluciones o mejorando familias ya existentes, cabría destacar Cooperplate de Frederic W. Goudy en 1.901. Este es un tipo a medio camino entre las romanas y las góticas; su pie es tan delgado y pequeño que sólo se aprecia en cuerpos grandes, por lo que generalmente se le ha considerado como letra gótica, pese a tener serif.

Los movimientos Der Stijl, Bauhaus y Constructivismo Soviético, insistieron en la recuperación y desarrollo de los caracteres sin serif, pues respondian mejor a la estética funcional y mecanicista que buscaban, y hasta se correspondian mejor con su propio discurso ideológico. Las letras góticas empezaron a utilizarse como novedad en textos publicitarios y las primeras composiciones de tipos tenían sólo mayúsculas. Como letra de libro fueron usadas por primera vez con carácter experimental por los constructivistas soviéticos.

Góticas especialmente notables de esta época serían, por ejemplo, la Futura, diseñeda por Paul Renner. Es un tipo representativo de las ideas de la Bauhaus por su carácter animico y geometrico. Irónicamente, pese a la fidelidad a los postulados estéticos de la Bauhaus, resulta un tipo no muy legible. Kabel y Neuland con otras dos letras muy al estilo de la Bauhaus. Ambos tipos, muy similares entre sí, fueron diseñados en 1.927 y 1.923 respectivamente y aportan la singularidad entre las letras de palo seco, de estar cortadas en ángulo sus terminaciones. Otras letras de palo seco influyentes serían: Franklin Gothic y News Gothic, ambas de Morris F. Benton; y la Gill Sans de Eric Gill en 1.930. De entre las letras de época, cabe destacar las tipografías generadas alrededor del movimiento Art Deco, tipos modernos y góticos a la vez.

Algunos ejemplos: Parisian y Broadway, del prolífico Benton; Metrópolis, de W. Schwerstner, todas ellas en torno a 1.930. O Peignot, de A,M, Cassandre, que además de ser moderna, gótica y Deco, se inspira marcadamente en la tradición de las letras Unciales.

De entre las romanas cabe destacar la Times New Roman, letra excepcional pese a haber sido deseñada sólo para uso del periodico Times de Londres, en 1.932, por su asesor tipográfico Stanley Morrison. Tipo increíblemente legible aún en las condiciones más adversas y con una familia muy amplia que permite marcar la jerarquía sin necesidad de cambiar de tipo. La Perpetua, diseñada por Eric Gill en 1.928, es una letra que aúna la tradición lapidaria romana con la legibilidad más exquisita.

Aunque muchos de los tipos diseñados en esta epoca se alimentaron de la tradición caligráfica inglesa y alemana, no se registraron en ella diseños estrictamente caligráficos: Hacia los años 40, y fundamentalmente en 1.950, la publicidad americana -que en nuestros días revivimos por tendencia- sí registró una profusión de tipos cursivos informales, generalmente a pincel, como podrían ser:
Brush, Mistral, Dom Casual, Balloon y otras. Gracias al método de transferencia en seco desarrollado por Letraset en 1.960, conservamos muchos ejemplos de tipos de fantasía, todos ellos resueltos con desigual fortuna.

TIPOGRAFOS DE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX

Hacia 1.950 se ponen a punto las primeras máquinas de fotocomposición, y en 1.967 la primera fotocomponedora con tubo catódico para lograr altas velocidades.

Los tipógrafos de este momento dependen de las nuevas tecnologías, y por encargo de las grandes casas de composición se comienzan a desarrollar tipos muy versátiles y con familias muy extensas, generalmente góticos. Es el caso de Univers, concebida en 1.950 para la composición en metal y para la fotocomposición al mismo tiempo. Fue diseñada por Adrian Frutiger con casi veinte variaciones de un mismo ojo de palo seco.

Helvetica es un diseño de Max Meidinger en 1.957, que se ha convertido en un estándar de las modernas impresoras láser. Por otro lado, por su legibilidad en titulares, ha alcanzado una gran difusión en señalización, educación u publicaciones técnicas.

Optima es, como Cooperplate, a principios de siglo, una letra singular por sus pies abocinados. Sugiere un pie que realmente no existe, lo que hace difícil enmarcarla entre las con serif o entre la sin serif. En realidad, no es importante saber a que grupo pertenece; es más interesante reseñar sus virtudes: gran legibilidad en cuerpos pequeños y las ventajas de las góticas en cuerpos mayores.
A. Novarese entre 1.952 y 1.960, desarrolla Microgamma y Euroestile, tipos de palo seco, pero con un marcado carácter cuadrangular, a diferencia de sus antecesores góticos.

EL TYPE DIRECTOR

El diseño de nuevos alfabetos constituye una profesión de la que muy pocos viven. Letraset ha reconocido la existencia de no más de un par de docenas de diseñadores capaces de producir su tipos originales. Letraset recibe alrededor de 250 alfabetos al año no solicitados por ellos, y de entre todos estos trabajos no se seleccionan más de un 3%. Pese a estos resultados tan poco alentadores, Letraset no deja de animar a los diseñadores a que creen tipos verdaderamente innovadores.

En los últimos tiempos, Letraset ha aceptado de muy buen grado las aportaciones que han acusado influencias caligrafícas, letras gestuales a pincel y pluma, cursivas formales e informales, resueltas de tal manera que permitan optar entre varias formas de un mismo carácter. Esta tendencia origina un resurgimiento de la caligrafía.

El diseñador Doyland Young, de Los Angeles, pertenece por derecho propio a la élite de los Type Directors (diseñadores de tipos). Todos sus diseños son un valor seguro y son aceptados a ojos cerrados por las principales casas de composición. Evidentemente, su éxito no es casual, responde a más de 35 años de práctica profesional y a la afortunada conjunción del talento y la disciplina. Durante algunos años fue asesor de comunicación para algunas empresas y diseñador gráfico.

Progresivamente su trabajo se centró en la creación de logotipos y, lo que es más importante para lo que ahora nos ocupa, la elaboración de alfabetos exclusivos para algunos clientes.

PANORAMA ACTUAL

Hacia 1.940 se marcó decisivamente el paso de la llamada Galaxia Gutenberg a la Galaxia Marconi, con la aparición de las tramas y los alfabetos calcables de Zipatone, la puesta a punto de fototitulación en EE.UU. Se asistía al paso de la tipografía en plomo a un nuevo material: la película. En Europa, sin embargo la implantanción de la revolución tecnológica denominada Galaxia Marconi no tuvo lugar hasta los años 60, con la implantación comercial de los métodos de transferencia de Letraset.

El uso de los transferibles hizo que los diseñadores y montadores rentabilizaran más su tiempo, aunque adocenó el trabajo de éstos y lo unificó considerablemente, en detrimento de la variedad que la mano del calígrafo proporcionaba antes.

Las nuevas generaciones de diseñadores que se educaron con los sistemas de transferencia ya implantados, acusan lagunas en su formación en cuanto a la rotulación de letras y la caligrafía.
En los años 60 y 70 transcurrió un periodo «psicodelico», que se inició en torno al alucinogeno ambiente musical de la Costa Oeste americana. Este fue el detonante y la inspiración de los nuevos caligrafos y diseñadores de tipos, tales como Donald Jackson en Inglaterra y Herb Lubalin en EE.UU. Avant Garde fue diseñada por Herb Lubalin -figura muy destacada en el diseño tipográfico de los años 70 y 80- en 1962. Es una letra con un estilo muy marcado para titulares (para ello fue concebida), pero cansada e ineficaz en texto corrido. La lubalin es una variante mecano desarrollada por el propio Lubalin, que quizá haya tenido un uso más racional que Avant Garde. En algunos casos se recurrio al «Build-up lettering», que no es más que el trabajo detenido sobre una ampliación de un original rotulado a un tamaño pequeño. Rdyo facilita la frescura de los títulos y logros con aspecto caligrafico muy sofisticado.

A lo largo de los años 70 continuó esta efervescencia caligrafica, generalmente aplicada a la publicidad (Herb Lubalin, Tom Carnase, David Quay, Ricardo Rousselot, Jean Larcher) y en 1.973 se instaló en EE.UU., en el periódico Hartford Courant, la primera fotocompenedora láser.

En Suiza, en 1.974, se comienza a manipular los caracteres en sus dos dimensiones, estirándose o ensanchandose los tipos a voluntad mediante anamorfosis. Este factor, que determinó la llamada segunda generación de la fotocomposición, supuso también el principio del fin del sistema tipográfico tradicional.

Progresivamente, la fotocomposición, y más tarde la autoedición, han desplazado casi definitivamente a los sistemas de composición en metal. Incluso se ha evitado a los propios diseñadores de tipos que trabajen sobre bocetos manuales, desde la apracición en Alemania, en 1.975, del sistema de digitalización de caracteres Ikarus, que permite dibujar y manipular en pantalla caracteres y familias completas con una precisión impensable hace algunos años.

Actualmente, asistimos a un momento delicado en la creación gráfica. Con la perspectiva de los años sentimos las secuelas de lo que supuso el uso abusivo de los sistemas de transferibles, que provocaron la banalización y la estandarización de la creación gráfica en muchos aspectos, debido al uso indiscriminado de familias convencionales en titulares y logotipos. Residualmente, asistimos a una similitud casi irritante de las soluciones tipográficas en portadas de revistas, imágenes de marca, etc.
El hipotético peligro que puede plantear la autoedición se suma a lo anteriormente descrito, aclarando que nos referimos estrictamente a los aspectos creativos, pues en cuanto a la centralización y agilización del proceso de producción, el avance que supone la autoedición es indiscutible. Sin embargo, la difusión masiva de la autoedición, sus precios cada vez más asequibles, y la relativa sencillez de manejo de estos sistemas ha supuesto que se acerquen cada vez más personas de formación diversa al campo de la creación gráfica. Esto en si no es malo, y puede llegar a enriquecer la actividad con la entrada de psicológos, sociológos, economistas y otros profesionales muy creativos, con mucho que aportar, porque no accedían a este campo por la limitación que suponía el uso de las herramientas. Si es malo en cambio, que personas poco creativas, al tener acceso a una tecnología tan sofisticada, disfracen su ausencia de buenas ideas con trabajos técnicamente excelentes, rápidos y baratos, aunque creativamente pobres.

Del desarrollo de la tipografía a lo largo de la historia, se puede extraer que existe un estilo o varios para cada momento y para cada siglo, y que la colección de familias con las que el diseñador y el editor actual pueden componer, pertenece al menos en sus rasgos esenciales a un determinado momento de la historia: la Humana al siglo XV, la Garalda al siglo XVI, la Real al XVII, la Moderna al XVIII y XIX, la Egipcia y la Mecano al XIX,… pero ¿y en el siglo XX? ¿Puede hablarse de estilos propios de este siglo no sugeridos con anterioridad?, y ¿pueden crearse aún tipos nuevos?

Resultaría deprimente que todo estuviese inventado, pero indiscutiblemente parece que el desarrollo de la tipografía en este siglo no ha alterado en número de familias tipográficas fundamentales con las que trabajamos. Lo que si debemos a este siglo es la ordenación, la recuperación, el desarrollo y el perfeccionamiento de familias de otras épocas, gracias a los enfoques renovadores y con la ayuda inestimable de los grandes avances tecnológicos en los campos anejos a la edición a lo largo del siglo XX. En realidad no tenemos la perspectiva historica suficiente para advertir la verdadera magnitud de los estilos que se han desarrollado en este siglo. El panorama que se presenta es atractivo pero, indudablemente, complicado.

Virus

Formas de Contagio

Ante todo hay que recordar que un virus no puede ejecutarse por sí solo, pues necesita un programa portador para poder cargarse en memoria e infectar; asimismo, para poder unirse a un programa portador, el virus precisa modificar la estructura de aquél, posibilitando que durante su ejecución pueda realizar una llamada al código del virus.

Continúa leyendo Virus